María Esther Beltrán Martínez  Fotos: J.Carlos Santana

Andalucía, España.-  El creador del cubo del Centre Pompidou Málaga, Daniel Buren, (nace en 1938 en Boulogne- Billancourt) visitó la Costa del Sol para inaugurar Proyecciones/Retroproyecciones Trabajos in situ.2017. Su exposición temporal y para tener una charla con el público que se dio cita en el museo para saber más sobre su trabajo realizado durante varios años que ha cautivado.

Daniel Buren, artista.IMG_8828IMG_8834IMG_8856

Dar un paseo por el puerto de  la Costa del Sol ofrece un acercamiento a la Naturaleza que brinda bellos paisajes del mar y el cielo, con su luz andaluza. Además encontramos  un cubo  revestido de colores, mientras te acercas descubres que es parte del edificio del Centre Pompidou Málaga.

El color y la luz desempeña un papel esencial en la obra de Buren, como apreciamos  en Incube (Incubado), el trabajo in situ llevado  en el Cubo del Centre Pompidou  Málaga, para su apertura en 2015.

“Daniel Buren despliega cuatro colores  (amarillo, azul, rojo y verde) por orden alfabético, y un papel de rayas con franjas blancas alternadas por vacíos. El conjunto de estos cinco panales se despliega en forma quincunce alrededor del cubo, de izquierda a derecha y de arriba abajo. De ese modo, el Cubo que  constituye la única parte exterior del museo se ha impuesto rápidamente como el símbolo del la institución , y hasta se ha convertido en uno de los emblemas de la ciudad. llegandose a convertir en uno de los lugares  más fotografiados de la ciudad, un punto de encuentro para sus habitantes y la imagen más representativa del museo”, expresa Gemma del Corral concejala de cultura de Málaga.

Proyecciones/Retroproyecciones. Trabajos in situ.2017.Es el nombre de la exposición que ha desarrollado una obra polifacética a través de diferentes disciplinas. Su visión de la relación  entre el arte visual y la arquitectura constituyen una de las características fundamentales de su obra.

Nicolas Liucci-Gountnikov, curador, destaca que este proyecto  cuenta con cinco tipos de proyecciones entre las que se encuentran las que emanan del mismo cubo, las proyecciones luminosas sobre los muros de las salas, las proyecciones arquitectónicas que transforman el espacio, la proyección de la película y la que surge sobre el suelo.

El visitante pasa de una sala a otra a través de diferentes proyecciones, naturales, artificiales, luminosas. Hay momentos que te quedas quieto ante la oscuridad de la sala pero una luz comienza a formar un panel de líneas rectas y curvas, de colores que aparecen y se difuminan entre ellas mismas algunas.

La exposición presenta en exclusiva una película en donde se hace una revisión de la obra de Buren desde los inicios de los 60 para él es la exposición número 50 que este año organiza el Pompidou de París con motivo de su cuadragésimo aniversario y para Málaga es un placer tenerla siendo la primera fuera de Francia.

Buren en rueda de prensa compartió su experiencia del encuentro que tuvo de joven con Picasso, de quien recuerda que cuando tenía 17 años y realizaba sus estudios sobre la influencia del paisaje en el surde Francia, conoció a Picasso. Explica que estuvo con él unos seis o siete días  mientras estaba rodando la película El misterio Picasso (1956) de Henri-Georges Clouzot.

“Durante ese tiempo lo vi trabajar, algo que en aquel momento  consideré normal, aunque después entendí lo increíble que fue. El recuerdo que me queda es que Picasso tenía casi 75 años y recibía a alguien totalmente desconocido de 17 años que no entendía su obra. Es una lección que intento seguir…”

Ahora Buren encanta a sus visitantes con sus obras. Sin duda todos aquellos que no son expertos en arte pueden apreciar la belleza del cubo de Buren que luce Málaga, al ver la luz que tiene y brilla con los rayos solares.

Sin duda alguna visitar está exposición es una experiencia muy agradable.

Deja un comentario