Por: Allie Ann

La era digital se está haciendo más presente que nunca. Todo comenzó con la computadora y el internet, pero ahora ya se habla de realidad virtual, inteligencia artificial, robots y hasta del primer robot con nacionalidad, Sophia.

Así, la tecnología se ha vuelto parte de la vida de las personas, está presente en cada aspecto de ella, incluyendo el léxico y el sexual. Por ejemplo, la realidad virtual ya llegó a la industria de la pornografía y desde hace mucho se hablaba de que los robots se emplearían como los nuevos “juguetes sexuales”.

De acuerdo con un estudio, investigadores de la Universidad de Manitoba, en Canadá, argumentan que ya existe una nueva tendencia sexual: los “digisexuales”, personas cuya identidad sexual primaria proviene del uso de la tecnología.

“A medida que las tecnologías sexuales avancen, su adopción crecerá y cada vez más personas llegarán a identificarse como ‘digisexuales'”
NEIL MCCARTHUR, DIRECTOR DEL CENTRO DE ÉTICA PROFESIONAL Y APLICADA DE LA UNIVERSIDAD.

¿Qué hay de los sexbots?

– Es una tecnología que apenas inicia.
– Los sexbots están programados con inteligencia artificial y sensores corporales que responden al tacto.
– Pueden personalizarse para que se parezca a una persona.
– Pueden realizar hasta 50 posiciones, pre programadas.
– Esperan que en la década de 2020 los robots sexuales ya puedan ser acompañantes de eventos sociales. ¿No te suena al filme Blade Runner?
– Varias compañías los comercializarán en más de 20 mil dólares.

Lo anterior puede ponerte a pensar: si los robots sustituirán el trabajo humano, ¿también lo hará con las relaciones personales? Así, pueden surgir miles de preguntas; por ello, los investigadores señalaron será necesario caer un marco ético, social y legal para regularlos. También, los psicólogos y la sociedad en general deberán prepararse para comprender la naturaleza del “digisexual”.

Deja un comentario