Por: Allie Ann

El biosensor fue desarrollado en un dispositivo autónomo casero que, a partir de una sola gota de sangre, puede medir glucosa e insulina. El resultado lo mandará a una computadora, smartphone o cualquier otro gadget del paciente, del médico o institución de salud

La Facultad de Ciencias de la UNAM fue el lugar que vio nacer esta innovación que tambiénpuede medir colesterol, ácido úrico y triglicéridos, de acuerdo a un comunicado de la Universidad.

Hay que recordar que en el mundo hay 422 millones de diabéticos, siendo México el cuarto lugar en adultos y el primero en niños y adolescentes.

¿Cómo será?

El proyecto se ha ido modificando, por lo que la versión final del versátil sensor aún no está lista. Científicos se dieron a la tarea de diseñar un sistema que permita al paciente hacerse las pruebas él mismo y enviar al médico los resultados.

El dispositivo tendrá una forma dual de medir varios bioanalitos al mismo tiempo, mediante dos métodos: el óptico y el electrónico, todo ello incorporado en un chip del tamaño de un portaobjetos para microscopio, es decir, de unos cuantos centímetros.

Sólo se necesitará una muestra de saliva o de sangre para tener resultados casi óptimos, pues tendrá un rango de falla del 7%, mucho menor que los dispositivos comerciales, que presentan un margen de error del 25%.

Brindará tres soluciones diferentes: la medición rutinaria por un lector universal llamado UVABIO (en desarrollo), ideal para médicos y laboratorios clínicos, o para clínicas o dispensarios de zonas alejadas; la personalizada por teléfono móvil; y la aplicada en laboratorio de investigación por microscopía de fluorescencia.

¿Ya está disponible?

Hasta el momento, se trabaja en el escalamiento a microvolúmenes para contar con un chip aún más reducido y abaratar lo más que se pueda los costos.

Por su parte, el desarrollo de lector con pantalla y comunicación inalámbrica ya está avanzado: obtuvo el algoritmo de detección por fotografía de celular, y la aplicación, que será ágil y fácil de usar, está en proceso.

El biosensor ganador de dos premios de Investigación de Google para América Latina (2015 y 2016)  será  patentado a escala nacional e internacional.

One comment

  1. Es un logro mexicano de excelencia aunque diré que la necesidad obliga. Tenemos que generar necesidades que obliguen a nuestros científicos mexicanos a crear algo que sustituya las gasolinas y reducir el costo y la contaminación de hidrocarburos. Por supuesto no permitir que nuestros gobernantes corrompan el manejo de patentes para que las grandes empresas petroleras metan estas ideas al archivo muerto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.