El pasado 13 de noviembre, jubilados del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) demandaron ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) que se anule la Toma de Nota otorgada a Martín Esparza Flores, como Secretario General del gremio, así como a los 25 miembros restantes del Comité Central, a fin de que sean ellos, los jubilados, quienes elijan de manera libre a sus dirigentes y la manera de administrar los bienes de la organización sindical.

En este sentido, los jubilados denuncian que el Gobierno Federal ha convalidado las tomas de nota que Esparza Flores ha recibido como Secretario General, además de haber permitido una reforma estatutaria que cambia la naturaleza del SME, convirtiéndolo en patrón, sindicato, socio de una empresa trasnacional y finalmente, en una cooperativa. Cabe mencionar que de acuerdo a los estatutos, al extinguirse a la paraestatal Luz y Fuerza del Centro, son los jubilados los únicos miembros activos del SME, por lo tanto a ellos les corresponde, de manera única y exclusiva determinar quienes ocuparán la directiva del Sindicato.

El grupo de jubilados que encabeza Reynaldo Delgadillo Hernández, también denuncia la intervención del gobierno en la vida interna del SME, el cual ha reconocido a Esparza Flores como Secretario General a pesar de que las elecciones de 2009 se habían declarado nulas, esto, en lugar de garantizar y velar que la organización sindical dé cumplimiento a los estatutos.

Destacó que en 2009, Alejandro Muñoz y su planilla demandaron la nulidad de la elección debido a que en la División Juandhó se obtuvieron más votos, que la cantidad de votantes registrados en el padrón electoral, diferencia que fue determinante para que se la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) se negara a otorgar la Toma de Nota. Agregó que en 2010, la JFCA ordenó al SME reponer el proceso electoral, sin embargo, cuando esto sucedió, el gobierno federal ya había decretado la extinción de Luz y Fuerza del Centro, por lo que los trabajadores en activo, de conformidad con los estatutos dejaron de ser miembros activos del SME, convirtiéndose en miembros en receso al carecer de una relación laboral.

Por otra parte, los jubilados también denunciaron que, actualmente, el SME se encuentra inmerso en una “trampa jurídica”, ya que los Estatutos señalan que los jubilados no pueden ser miembros de la dirección ni elegibles para ocupar la Secretaría General, por lo que la elección y la extinción dejaron sin dirección al SME. Debido a lo anterior, concluyen, que la estrategia del Gobierno fue dejar al SME sin representación, “en un callejón sin salida, en el que todas las negociaciones se hacen a modo de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), mismas que carecen de legalidad, y que sólo favorecen a un grupo minoritario de miembros en receso, como lo son Martín Esparza Flores y los 25 miembros del Comité Central.

One comment

  1. El último bastión, de el verdadero SME..
    Fuera espurios…vendió LyF desde que perdió las elecciones… Y en venganza ha robado a todos sus seguidores…Jubilados en pie de Lucha

Deja un comentario