Escrito por: Enrico Garibaldi

La presidenta del Comité de Asuntos Internacionales de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Elizabeth Mateos Hernández, manifestó que el presidente Enrique Peña y el canciller Luis Videgaray actuaron unipersonalmente para atender las presiones del gobierno de los Estados Unidos al declarar persona Non Grata al embajador de la República Democrática Popular de Corea, Kim Hyong Gil.

Señaló que dada la relevancia del caso, el gobierno federal debió escuchar al Senado de la República para actuar con toda responsabilidad en la aplicación de la Política Exterior de México, como está enunciada jurídicamente, “los titulares del Ejecutivo y de Relaciones Exteriores abusaron de las prerrogativas que les otorgan los cargos, al tratar de cumplir con la resolución del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas sobre Corea del Norte”.

Recalcó “ningún gobierno extranjero, organización u organismo es supranacional ni puede vulnerar nuestra Carta Magna, y que con sus acciones se violentó el derecho internacional y el derecho diplomático multilateral para establecer acuerdos”.

Aceptó que representa una amenaza la reciente actividad nuclear de la República de Corea del Norte, pero las acciones que se tomaron en nombre de México pueden poner en peligro a nuestro país y a sus habitantes.

Urgió a la Federación a que se retire de toda asociación de guerra y de conflictos internacionales de los Estados Unidos y sus aliados para no destruir tampoco el prestigio diplomático de nuestro país.

Recordó que el mexicano Alfonso García Robles fue impulsor del Tratado para la Proscripción de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe, conocido como Tratado de Tlatelolco que, ante la crisis de los misiles en Cuba, en 1962. El diplomático promovió esfuerzos a favor de la paz y la reducción de armas nucleares; por ello, fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 1982.

Deja un comentario