Por: Andrés Coria.

En años recientes hemos observado la tendencia tecnológica por desarrollar automóviles capaces de conducirse a si mismos sin la necesidad de la intervención de un ser humano. Son muchas las empresas que se han sumado a la lista de compañías que buscan producir estos vehículos futuristas, sin embargo, apenas hemos dado los primeros pasos en su desarrollo ya que todavía faltan muchas pruebas por realizar y muchos detalles por afinar, siendo el tema más importante el de la seguridad. Uno de los casos más polémicos de este tema se suscitó el año pasado cuando un conductor de 40 años falleció en las pruebas de conducción de un coche autónomo de Tesla.

MODEL S 2.png

En mayo del 2016, un aficionado de Tesla de 41 años falleció en un Model S mientras se encontraba probando el sistema del piloto automático. Si bien, en su momento no se encontraron fallas sistémicas que ocasionaran el choque, a un año de los hechos, la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) determinó que uno de los factores más influyentes en el accidente fueron las limitaciones operativas del Model S.

Según revelan los informes de las autoridades, Brown se encontraba probando el piloto automático cuando un camión de remolque giró hacia la izquierda, frente al Tesla, en una intersección de una carretera que no tenían semáforos. Tesla estableció que ni el conductor ni el sistema automático notaron el lado blanco del camión y que por eso ninguno de los dos aplicó los frenos, lo que causó que el Model S colisionará contra dicho camión, ocasionando la muerte de Brown.

model s crash.jpg

A través de su cuenta oficial de Twitter, la NTSB confirmó que los sistemas del Model S funcionaron como debían en todo momento, sin embargo, no estaban listos para ser probados en carretera. La junta aprovechó la oportunidad para recordarle a la gente que actualmente no existen coches autónomos que reemplacen enteramente las funciones de los conductores. Tal como menciona el presidente de la NTSB, Robert Sumalt, “Los sistemas de automatización actuales refuerzan, en lugar de reemplazar a los conductores humanos. Los conductores deben estar siempre preparados para tomar el volante o frenar”

La familia de Brown se declaró a favor de Tesla al establecer que ni Robert ni el vehículo tuvieron la culpa del accidente: “Oímos muchas veces que el auto mató a nuestro hijo. Ese simplemente no es el caso”, dijo la familia en una declaración. “Hubo una pequeña ventana de tiempo en la que ni Joshua ni los componentes de Tesla notaron que el camión giró a la izquierda delante del auto”. concluyeron.

Fuente.

 

Deja un comentario