Por: Allie Ann

Durante los últimos meses, Selena Gomez ha pasado de puntillas por la vida pública. Sus fans se dieron cuenta, y ella era consciente de ello, pero ha querido esperar al momento indicado para contar los motivos que la han hecho desaparecer una temporada.

La cantante, de solo 25 años, hizo público por primera vez en 2015 que padecía lupus, la enfermedad autoinmune que este verano le ha hecho pasar por el quirófano para someterse a un trasplante de riñón.

Selena ha querido contárselo a sus fans a través de una publicación de Instagram en la que podemos verla en el hospital junto a su mejor amiga, la actriz Francia Raisa, que ha sido la donante.

“Soy muy consciente de que muchos de mis fans se han dado cuenta de que he intentado pasar desapercibida durante parte del verano y se preguntaban por qué no estaba promocionando mi nueva música, de la que estaba extremadamente orgullosa.

Resulta que descubrí que necesitaba someterme a un trasplante de riñón a causa de mi lupus y me estaba recuperando. Era lo que necesitaba hacer para mi salud general. De verdad que espero compartir pronto con ustedes mi camino durante estos últimos meses, que es lo que siempre he querido hacer.

Hasta entonces quiero dar las gracias a mi familia y a un equipo increíble de doctores por todo lo que han hecho por mí antes y después de la operación. Y, finalmente, no tengo palabras para describir cómo podría darle las gracias a mi preciosa amiga Francia Raisa.

Ella me dio el regalo definitivo donándome su riñón. He sido increíblemente bendecida. Te quiero tanto hermana. El lupus sigue siendo muy incomprendido, pero se están haciendo progresos.

Para más información sobre el lupus, por favor entren a la página web de la Alianza para la Investigación del Lupus www.lupusresearch.org”.

En las redes, los mensajes de apoyo hacia la cantante no han parado.

Ver imagen en Twitter

<

p class=”mce” style=”text-align:justify;”>Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Deja un comentario