Por: Allie Ann

Los tigres salvajes se extinguieron en Kazajistán 70 años atrás. Ahora, serán reintroducidos en una región del país llamada Ili-Balkhash. Se hará a partir de un proyecto, apoyado por World Wildlife Fund (WWF), que pretende establecer una reserva natural y restaurar el bosque que formaba parte del histórico hábitat de los felinos.

En el caso de que su idea llegue a materializarse, Kazajistán se convertirá en el primer país en traer de vuelta a los tigres salvajes después de no verlos durante más de medio siglo. Los anteriores proyectos de este tipo solo se han realizado en países en los que aún quedaban algunos, como en la India.

La caza furtiva y el deterioro del hábitat son los responsables de su desaparición en este lugar de Asia Central. Ambos mermaron la vida silvestre a través de la cual se alimentaban provocando que se quedaran sin nada que llevarse a la boca. Así que para garantizar a los felinos una nueva era de prosperidad, su antigua fuente de alimentación también será reintroducida en la reserva natural.

Kazajistán podría convertirse en el primer país en traer de vuelta a los tigres salvajes después de no verlos durante más de medio siglo

Sin embargo, esta idea aún tardará años en hacerse realidad. Se espera que los primeros tigres lleguen en 2025, cuando la vida silvestre haya sido reintroducida y el hábitat esté restaurado.

Desde el comienzo del siglo XX, los tigres salvajes están sufriendo desapariciones masivas. A principios del siglo pasado, se creía que había unos 100.000. Pero ahora solo quedan alrededor de 3.900. Una abismal diferencia que, en unos años, se espera reducir con el proyecto que volverá a llenar Kazajistán de pelajes naranjas, negros y blancos.

Deja un comentario