Si bien es cierto que a base de trabajo y esfuerzo se puede lograr tener, quizá mucho dinero, también lo es que si no se sabe administrar, o se mal gasta, puede esfumarse de la noche a la mañana.

Esto último es lo que precisamente le ha pasado a algunas figuras del deporte y el espectáculo, que han logrado fama y fortuna.

Tuvieron dinero para darse vida de reyes y reinas, viajar por el mundo y hacer mil cosas más, pero por motivos distintos también tuvieron que declararse en quiebra.

Algunos lograron recuperarse, y otros se quedaron en el intento.

Chris Tucker.

Cuando la IRS (la tesorería norteamericana) se dio cuenta que Chris debía 11 millones de dólares en impuestos no dudaron en cobrarle, pero la única manera que encontró de saldar la deuda fue vendiendo sus dos mansiones en Florida y LA respectivamente.

Lena Headey.

La conocida Cersey de “Juego de Tronos” tuvo que vender su casa para pagar sus deudas antes de la serie. Ahora ya no tiene que preocuparse por problemas de dinero, pero ella asegura que en algún momento sólo tenía 5 dólares en su cuenta de bancos.

Stephen Baldwin.

Ganó para vivir bien durante su corta carrera, después lo despilfarró y tuvo que declararse en quiebra.

Pamela Anderson.

Pamela anderson tuvo su cuenta bancaria en ceros por algún tiempo y tuvo que dormir en la caravana a la que se mudó cuando remodeló su casa, pero la mala racha quedó atrás para ella.

Brendan Frasier.

Sus películas, entre ellas “La Momia”, le dejaron grandes ganancias, sin embargo pagarle a su manager le causó la banca rota, ya que sus honorarios eran muy altos, además de que la manutención de sus hijos ascendieron a un total de 75 mil dólares mensuales.

mike_tyson

Mike Tyson.

A pesar de ser uno de los boxeadores mejor pagados de todos los tiempos, con una cuenta de un poco más de 220 millones de euros, en 2003,  Mike Tyson tuvo que declararse en quiebra gracias a la vida llena de excesos le causó una deuda de 20 millones de euros.

Michael Jackson.

“El rey del pop” , quien falleció en junio de 2009, tuvo la necesidad de regresar a los escenarios ya que había perdido todas sus propiedades y debía pagar sus deudas, ni siquiera cuando vendió su rancho Neverland 1.300 hectáreas en Los Ángeles pudo pagar lo que debía.

Gary Coleman.

Es muy conocido el caso del pequeño millonario, al que arruinaron sus padres y su manager. Cuando creció tuvo que declarase en banca rota, ya que los adultos que rodeaban su carrera lo despilfarraron todo.

Cheers??..?? #nicolascage #nicpic #cheers

A post shared by Nicolas Cage (@nicolascagestagram) on

Nicolas Cage.

Para el actor no fue problema hacer público el momento de dificultades económicas que pasó y que tuvo que vender sus castillos, palacetes, flota de yates y coches de lujo para pagar sus deudas.

lauryn-hill-2

Laurin Hill.

En 2013 la actriz debía ya 1.8 millones de dólares en impuestos por lo que tuvo que pasar 3 meses de cárcel y liquidar su deuda.

gQ8gNOfn

Lindsay Lohan.

La actriz de Disney gastó todo su dinero en fiestas y ropa por lo que en 2007 se declaró en quiebra sin dólares en su cuenta.

Deja un comentario