Escrito por: Gerd Müller

Aún cuando es natural que después de un sismo de gran magnitud existan replicas, el sistema de Protección Civil de la Ciudad de México recomienda mantenerse atento a la Alerta Sísmica.

De esta manera, la institución capitalina emite recomendaciones a seguir antes, durante y después de un sismo. En casa, se debe revisar la estructura de los hogares, identificar las zonas de menor riesgo, que estén lejos de objetos que puedan caer y provocar daños, también se debe tener a la mano un directorio que contenga números de emergencia, un botiquín de primeros auxilios y una mochila de vida preparada con anterioridad. Ésta debe contener botellas agua, alcohol en gel, radio a pilas, velas y fósforos, barras de cereales, juego de ropa, linterna con pilas, botiquín, chocolates, documentos personales, manta delgada, copias de las llaves de la vivienda y auto, principalmente.

Es importante realizar un plan familiar de protección civil, que es una guía para saber qué hacer, antes, durante y después de una emergencia.

También la dependencia recuerda la importancia de realizar simulacros en el hogar y oficina. Ubicando rutas de evacuación, puntos de reunión y zonas de menor riesgo. Durante el sismo, cuando se escucha la alarma debe mantenerse la calma ya que se cuenta con 40 segundos para evacuar la zona o replegarse en un lugar seguro. Hay que alejarse de las ventanas y objetos que puedan caerse, no se deben utilizar elevadores ni escaleras o intentar evacuar el lugar cuando el fenómeno haya comenzado.

En la calle también hay que alejarse de edificios, ventanas, cables, postes y bardas. Si se abordó algún transporte vehicular, hay que solicitar que se detenga y caminar hacia un lugar abierto.

Después de pasado el sismo, se debe verificar el estado de las instalaciones del hogar, no encender cerillos o encendedores al termino del mismo, ya que podría existir una fuga de gas.

Si se llegara a encontrar daños en la estructura del inmueble, es recomendable desocuparlo y contactar a la Unidad de Protección Civil o a la Secretaría de Protección Civil de la Ciudad de México.

Deja un comentario