Por: Allie Ann

Poco falta para disfrutar de la lluvia de meteoros más esperada del año: las Perseidas.

Las Perseidas son el evento astronómico del verano. Y es que las Perseidas son tan brillantes y numerosas que la NASA garantiza un buen espectáculo. Aunque su periodo tendrá lugar desde el 13 de julio al 26 de agosto, el pico de número de meteoros por hora se espera para las noches del 11 al 12 y del 12 al 13 de agosto, sobre todo a partir de las 18.00. Como siempre, la noche anterior y la posterior también serán buenos momentos para probar fortuna y ‘cazar’ algunos de estos espectaculares meteoros.

Los meteoros de las Perseidas proceden del cometa Swift Tuttle (descubierto en 1862), que cada 133 años completa un viaje a través del sistema solar interno dejando una estela de polvo y arena. Estas partículas chocarán contra nuestra atmósfera aumentando su temperatura hasta 5.000 grados y tendrán una velocidad al cruzar el cielo de 60 kilómetros por hora. Su radiante es la constelación de Perseo.

Los fragmentos pueden varíar del tamaño de un grano de arena al de una canica y los de mayor tamaño pueden dejar una estela en el cielo durante un par de segundos.

Como es habitual en estos eventos astronómicos no se requiere de ningún instrumental especial para contemplar la lluvia de estrellas. Las únicas recomendaciones son alejarse lo más posible de la ciudad, lejos de la contaminación lumínica y localizar un lugar tranquilo y oscuro donde poder colocar nuestra esterilla, hamaca o manta para tumbarnos y pasar una fabulosa noche contemplando cómodamente las Perseidas.

Ya no volveremos a tener otra lluvia de estrellas hasta el mes de octubre, mes de las Oriónidas gracias al conocido cometa 1P/Halley que orbita alrededor del Sol cada 76 años aproximadamente. Por si te interesa, la próxima observación del cometa Halley no tendrá lugar hasta 2061.

Deja un comentario