Por: Allie Ann

El Sistema Solar no ha sido el mismo desde que Plutón fue degradado de un planeta a un planeta enano, y todas las apuestas han estado fuera desde esta decisión monumental. Por ejemplo, el año pasado, científicos del Instituto de Tecnología de California propusieron que podría haber un verdadero Planeta Nueve en nuestro sistema solar.

El equipo afirmó que parece ser 10 veces de la masa de la Tierra y que se esconde en los recovecos remotos de nuestro sistema solar, mucho más allá de la órbita de Plutón.

Se han realizado descubrimientos similares en relación con nuevos planetas enanos. Situado a unos 13,700 millones de kilómetros del Sol, 2014 UZ224 mide aproximadamente 530 km de diámetro y tarda alrededor de 1,100 años terrestres en completar su órbita.

Y así, nuestro rincón más pequeño del cosmos ha estado en un estado de flujo.

Pero parece que puede haber más sorpresas acechando en el borde de nuestro Sistema Solar.

Se ha notado un extraño movimiento en el cinturón de Kuiper, movimiento que creen podría sugerir la existencia de un décimo planeta.

Para explicarlo mejor: Los objetos en el cinturón de Kuiper están lo suficientemente lejos de los otros cuerpos principales en nuestro sistema solar que la influencia gravitacional de los grandes planetas no los impacta (al menos, no en un grado medible); sin embargo, sus movimientos todavía se pueden predecir, gracias a las encuestas de cielo y una serie de tecnologías avanzadas.

En particular, si estas predicciones no coinciden, puede significar que hay otro objeto, otro cuerpo grande, más allá de nuestra visión cuya gravedad está afectando los movimientos de los objetos del Cinturón de Kuiper.

La investigación en el Planeta Nueve ha hecho que los principales investigadores piensen que está orbitando a unas 700 unidades astronómicas del Sol. Sin embargo, Volk y Malhotra sospechan que éste décimo planeta podría estar mucho más cerca, ya que los cuerpo de Kupier giraron poco más de 50 unidades astronómicas.

Deja un comentario