Escrito por: Leo Díaz

Legisladores locales reprobaron la actitud  autoritaria y represora de la administración peñista al espiar a comunicadores “incómodos” y defensores de derechos humanos.

Los legisladores Gabriel Corchado Acevedo de la Coalición Parlamentaria y Luciano Jímeno Huanosta, presidente de la comisión de derechos humanos de la asamblea, reconocieron que solo los gobiernos represores realizan este tipo de actividades ilícitas, por lo demandaron que desde las mismas altas esferas gubernamentales se lleven a cabo todas las investigaciones necesarias para castigar a los responsables y  evitar que escale a nivel internacional.

Los asambleístas señalaron  que la seguridad nacional en ninguna forma debe tomarse como pretexto por parte de la administración de Enrique Peña Nieto, por lo que dijeron, que está obligado a ordenar todas las investigaciones que se requieran para castigar a quien haya que castigar y demostrar que su gobierno no es autoritario ni represor.

Sin embargo, el presidente de la comisión de derechos humanos de la ALDF, Luciano Jimeno Huanosta  puso el dedo en la llaga, al señalar que los gobiernos de todos los niveles espían a quienes consideran enemigos o personas incomodas aun cuando la ley, dijo, prohíbe entrometerse en la vida particular de los mexicanos.

Lo más grave, refirió, es que el gobierno de Enrique Peña Nieto actúa con total impunidad que difícilmente se castigara a los responsables y los actos de espionaje continuarán en contra de los mexicanos, aseveró.

Deja un comentario