Escrito por: Adalberto Villasana

Porque todos los niños merecen una oportunidad justa en la vida. Lejos de las cifras alegres de la clase en el poder, hace falta hacer mucho por la niñez en México. Es inconcebible como en pleno siglo XXI, aún se mantienen los rezagos y las inercias en materia de educación, como se fueron por la salida fácil de que la responsabilidad fue de los profesores, cuando la “autoridad” federal y estatal fue la que marco las directrices.

Es urgente identificar los retos y avances para la niñez en México, un documento importante para esta radiografía fue elaborado por el  Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia en México, UNICEF.

Con una visión de presente y futuro se debe fortalecer una educación de calidad para todos, pero la llamada “Reforma Educativa”, de la que vemos sólo sus efectos administrativos nos deja la promesa de que en unos cinco años se verán resultados, como antes muchos otros “políticos” nos lo dijeron y al final nada cambio.

En México, más de 4 millones de niños, niñas y adolescentes están fuera de la escuela. Además, más de 600 mil podrían dejarla si no se crean estrategias para evitarlo.

Y es que en su Informe Anual 2016 en el que destaca el trabajo que este organismo internacional lleva a cabo en el país en temas como educación, salud, nutrición, protección de la niñez e impulso al cumplimiento los derechos de niñas, niños y adolescentes.

Un tercio de la población mexicana -unos 40 millones de personas-, son niñas, niñas y adolescentes, de los cuales 21 millones (el 54%) viven en condiciones de pobreza y 1.5 millones sufren desnutrición crónica, reveló el organismo internacional.

Por lo que, con estas condiciones, cómo queremos que los niños aprovechen al máximo la escuela. Me queda claro que la solución es global y multisectorial.

“En países como México u otros de la región, el gran desafío es, sin duda, seguir trabajando para disminuir o eliminar las brechas económicas, demográficas, sociales y de género que separan a la niñez y la adolescencia del ejercicio pleno de todos sus derechos”, comentó Christian Skoog, representante de UNICEF México

Además en México, 6 de cada 10 niños han vivido algún tipo de violencia en el hogar, y la mitad de las y los adolescentes del país, han sufrido algún tipo de agresión psicológica.

Los niveles de estrés que se padecen en muchos hogares, derivado en muchos casos por la pobreza y en consecuencia el hacinamiento en que sobreviven, genera violencia.

Se requieren programas integrales de atención a la niñez, con características que respondan a las necesidades de sus regiones.

Textualmente hay que decirlo: Se requieren de tantas soluciones como retos presentan la atención a la niñez, en las cuales deben de colaborar autoridades de los tres niveles de gobierno y la sociedad en su conjunto, necesitamos alcanzar un país en que cada niño esté sano, seguro, educado, atendido y protegido.

Sígueme en Instagram, me encuentras como villasana10

Deja un comentario