Del Doctor en Psiquiatría César Yehú Garfias Rau, me llamo la atención más que su curriculum (impresionante), la forma en que lo describen sus compañeros de trabajo, cito a Rosy “ es un líder nato, un guía, pero sobre todo un amigo, cuando necesitas que alguien te escuche”, este tipo de profesional, desde mi perspectiva es oro puro de 24 quilates.

Dentro de mí nunca hubo duda, el estudio de la mente como principal orquestador de la conducta y motivaciones del ser humano como individuo y como “masa”, siempre fue mi profesión.

El camino recorrido fue largo, muy largo pero valió la pena y era necesario. Seis años de estudio para obtener el título como médico general, cuatro más para obtener la especialización como médico psiquiatra, uno más de subespecialización en el manejo de la psicosis, y dos años más como psicoanalista individual y grupal, fueron suficientes para dar el siguiente paso, y entrar a los laberintos del inconsciente.

La experiencia y fortuna de estar frente al “otro” (paciente), y ser blanco de la subjetividad de sus emociones, miradas y transferencias, son el principal revitalizador en mi vivencia cotidiana. Intuir que debajo de la conducta, actuación o experiencia personal, hay un trasfondo vinculado a la historia de vida, la crianza y la genética; son pilares de mi búsqueda constante en el sanar del otro.

A pesar de ser claro el rezago en cuestión de política pública de la salud mental en nuestro país, es fundamental mantenernos como frente de batalla y seguir en la punta del conocimiento en esta materia. Esta misma carencia puede volverse nuestro principal estandarte para crear la innovación y planeación pública que hace tanta falta en México. La depresión, como principal causa de discapacidad a nivel mundial, es una muestra más de la importancia por el cuidado de nuestra mente y cuerpo como un solo ser. Falta mucho por entender y aun más por resolver, sin embargo la línea está marcada, la salud mental será una de las principales líneas de investigación a nivel mundial en cuestión de innovaciones farmacológicas y terapéuticas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.