Organizaciones civiles suman esfuerzos para combatir la corrupción en el país y ponen a disposición de la población una nueva plataforma en “Opción”, que servirá para actualizar los parámetros sobre los avances o retrasos contra ese flagelo.

En conferencia de prensa, la directora general de México Evalúa, Edna Jaime Treviño; y los encargados de la organización Transparencia Mexicana, Eduardo Bohórquez; y el Comité de Participación Ciudadana, Luis Manuel Pérez de Acha, consideraron como una gran necesidad combatir la corrupción y la impunidad en país, donde la sociedad debe involucrarse. Jaime Treviño expresó que “estamos en un momento que definirá el futuro del país, con el combate a la corrupción, que es el principal obstáculo a enfrentar en el desarrollo nacional, es un lastre para el crecimiento económico, es la raíz que reciben nuestros niños y jóvenes”.

Ese flagelo es lo que se interpone en el camino de México al desarrollo, pues en la construcción del Sistema Nacional Anticorrupción no hay margen para el error y la omisión, esto tiene que salir bien, expuso.

“Cuando digo nos tiene es a los políticos, a los legisladores, y desde luego a los ciudadanos que son el alma del Sistema Nacional Anticorrupción”, mencionó.

En su opinión, lo que se necesita son leyes que son las bases, lo cual ya se hizo a nivel federal y falta a lo local, y que aún hay espacios para atacar la corrupción, pues los congresos tienen hasta el mes de julio para reformar sus constituciones y mejorar su legislación.

Pidió que los cambios legales de los congresos estén acordes con el combate a ese flagelo, pues no legislar de manera correcta afecta a la sociedad; además de que se den los parlamentos abiertos, los cuales pueden mejorar las propuestas, fortalecer la rendición de cuentas y la reacción de las autoridades con la ciudadanía para recuperar la confianza.

A su vez, Eduardo Bohórquez aseguró que las organizaciones han buscado desde un principio que hubiera un sistema nacional anticorrupción y no un sistema federal anticorrupción, pues existen importantes diferencias.

Explicó que lo que se pidió que hubiera en 2015 es un marco de coordinación, no sólo entre agencias federales, sino de éstas y las estatales que se encargan del control de la corrupción, no de su combate.

En su oportunidad, Luis Manuel Pérez de Acha dijo que lo que las organizaciones buscan es establecer mecanismos efectivos de prevención, control, persecución y sanción, de las personas funcionarios públicos o particulares, que cometan actos de corrupción, lo cual es el objetivo central del sistema anticorrupción.

Advirtió que el Comité de Participación Ciudadana tiene una responsabilidad muy grande, que es su interacción con la sociedad civil, y ésta no sólo se ubica con las organizaciones no gubernamentales, también con organismos empresariales, colegios, contadores públicos que se involucran en auditorías, temas de ética y cumplimientos de normas en aras de evitar prácticas de corrupción.

Deja un comentario