Escrito por: Adalberto Villasana

En la UNAM, el rector Enrique Graue y Janet Napolitano, presidenta de la Universidad de California (UC), acordaron incrementar la movilidad académica y las investigaciones en materia de salud y energía entre ambas casas de estudio.

Al encabezar una reunión bilateral, Graue afirmó que “las universidades tienen la capacidad de las ideas para oponerse al poder que emite malas ideas”.

janet1

Entre las estrategias, que forman parte de la iniciativa UC-México para fortalecer sus lazos académicos, están crear escuelas de verano en donde profesionales de la salud de California puedan aprender español, así como promover que alumnos de posdoctorado en el tema de energía asistan a la UC a realizar estancias –por ocho semanas– en laboratorios en donde contarán con la supervisión de investigadores.

“Tenemos que enfocarnos en la movilidad de los estudiantes y becarios entre California y México. En el área de energía estamos bien posicionados para aceptar más jóvenes posgraduados de la UNAM, y de México en general”, dijo Napolitano.

En la reunión, efectuada en la Torre de Rectoría, Graue señaló que México y California comparten una frontera de casi 300 kilómetros, una historia similar,  pero sobre todo, un futuro común.

En el área de energía, abundó, es importante realizar labores conjuntas sobre cambio climático, particularmente ante los decretos del presidente Donald Trump, respecto a la independencia energética, que  afectarán las metas por tener una atmósfera limpia.

También, señaló que se busca abordar otras áreas como el arte. Por ejemplo, se analiza que ambas universidades puedan impulsar que las misiones jesuitas en California sean reconocidas como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO.  En educación, se trabajará para fortalecer la educación superior en ambos lados de la frontera.

El rector de la UNAM reconoció las manifestaciones que la presidenta de la UC y exsecretaria de Seguridad Nacional de EU ha tenido contra las políticas migratorias que afectan a los connacionales en la Unión Americana, y aseguró que ambas universidades trabajarán para que los estudiantes mexicanos se sientan seguros en ese territorio.

Al respecto, Napolitano indicó que la iniciativa UC-México busca utilizar el poder de estas dos grandes instituciones para incrementar la unión entre México y California. La movilidad académica, agregó, permite crear este enlace para hacer a California más robusta. “Esta iniciativa comenzó fuerte y continúa siendo muy fuerte”.

En la reunión, en la que se presentaron resultados de los grupos de trabajo de Salud y Energía de la iniciativa UC-México, estuvieron presentes el decano de la Escuela de Salud Pública UC Berkeley, Stefano Bertozzi;  el coordinador del Programa de Investigación en Salud (PUIS), Samuel Ponce de León;  el director de Ciencias de Salud Global (UC) San Francisco, Jaime Sepúlveda; y el vicepresidente asociado de Energía y Sustentabilidad, David Phillip.

Asimismo, los titulares de la Secretaría General de la UNAM, Leonardo Lomelí Vanegas; de la Secretaría de Desarrollo Institucional, Alberto Ken Oyama; de la Coordinación de la Investigación Científica, William Lee Alardín; de la Coordinación de Relaciones y Asuntos Internacionales, Francisco Trigo, así como los directores de los institutos de Geología, Elena Centeno; de Ingeniería, Luis Álvarez Icaza; y de Energías Renovables, Antonio del Río Portilla, entre otros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.