Por: Leo Díaz

Vecinos de la colonia Guerrero delegación Cuauhtémoc ya no ven lo duro, sino lo tupido en materia de inseguridad, al denunciar que diario tienen que enfrentar en sus propias calles a indigentes y ex presidiarios que recientemente abandonaron la cárcel, porque permanentemente entran a sus domicilios a robar.

Los afectados  que viven las calles de violeta, Mina, Pedro Moreno y Galeana  dijeron  que todo hace suponer que los policías que patrullan la zona están coludidos con las personas en condición de calle y los ex presidiarios, porque “los guardianes del orden llegan en las patrullas,  saludan a los malosos y se retiran sin molestarlos  a pesar de las quejas vecinales”, acusaron.

A nombre de los denunciantes, Aurelio Martínez Mendoza relató que los  maleantes cometen sus fechorías y después se van a refugiar en los alrededores del Teatro Blanquita, sin que nadie los moleste.

Acusó que diversas quejas fueron interpuestas en la delegación Cuauhtémoc y la SSP-DF, y la respuesta fue siempre la misma, “como son personas en condición de calle, es necesaria la intervención de la Comisión de Derechos Humanos”, y mientras nos siguen asaltando y robando, denunció Aurelio Martínez.

Martínez Mendoza invitó a las autoridades de la delegación Cuauhtémoc y de la SSP-DF a darse una vuelta por las calles antes mencionadas para que constaten su estado insalubre y de inseguridad a partir de que llegaron ahí los indigentes y ex presidiarios hace más de un año, señaló.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.