En la actualidad, los prejuicios, la falta de inclusión social y el racismo, son los Goliats del día a día. Nuestras acciones son las que hacen la diferencia, aunque a ojos de la mayoría parezcan insignificantes.

Para hacerle frente a esta problemática, Nike salió a nadar contra corriente y creó un “hijab” diseñado especialmente para deportistas musulmanas, resultado de un año lleno de esfuerzos y trabajo al lado de atletas de todas partes del mundo.

Con esta acción, Nike se ha convertido en la primer empresa internacional en satisfacer las necesidades de las deportistas musulmanas.

La respuesta en redes sociales ha generado bastante polémica, ya que el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha avasallado con los migrantes y las minorías, especialmente con los musulmanes y latinos.

 

Deja un comentario