Por: Martín González García

Estos tres términos siempre se estarán cruzando en nuestras vidas, denotas acuerdos, tradiciones, estilos de vida y formas de relacionarse. Pero tal vez la palabra más importante asociada a ellos se la congruencia.

Alguien tiene una idea porque seguimos dejando a las manos de todos los que quieran la elaboración de cuetes y explosivos, si cada vez son más los accidentes. No son por tradiciones, que es lo que nos quieren vender, sino los intereses de un pequeño grupo. Y alguien tiene una idea de porque seguimos aceptando la arbitrariedad de las grúas en la Ciudad de México, no es por buscar tener vialidades despegadas, no son otra vez los interés particulares de un pequeño grupo.

Sin embargo ahí hay una pregunta difícil de contestar, porque el presidente americano, Trump cancelo el proceso expreses de visado H1-B (permitía que un empleado extranjero especializado en matemáticas, informática, ingeniería o medicina tenga la posibilidad de obtener su visa de trabajo en 15 días)y porque amaga a la Organización Mundial del Comercio. ¿Por intereses?,¿de quién?

Si tomamos en cuenta que más del 70%  de los trabajadores en Silicon Valley de entre 25 y 44 años en áreas de informática y matemáticas nacieron fuera de Estados Unidos, tiene sentido, su decisión, está golpeando a un enemigo político. Pero la segunda decisión es más compleja más difícil de entender, y de concretarse haría mucho más daño que los 40 muertos de Tultepec, aunque por cierto debe limitarse y controlarse esta actividad.

Estamos ante un perfil, es muy pronto para hablar de incongruencia, además no debemos olvidar que Trump ha sido consistente, el prometió todo lo que está haciendo en campaña, vaya muchos americanos votaron para que el hiciera esto. No digo que sea congruente, solo dijo que está definiendo su perfil, y que estas alturas deberíamos ya perfilarlo y actuar en consecuencia. Este asunto es tan importante y dedicado, que lo dejaremos para un espacio mayor, y para nuestra nueva columna del domingo denominada El Canciller.

2 comments

Deja un comentario