Por: Enrico Garibaldi

inauguracion_centro_salud_xochimilco-6

La legisladora local Wendy González Urrutia, reprobó el primer año de gestión del delegado en Xochimilco, Avelino Méndez Rangel, al considerar que los problemas de inseguridad, movilidad y descuido en áreas naturales, han sido temas rebasados por esa administración al grado de correr el riesgo de perder la declaratoria como Patrimonio Cultural de la Humanidad establecida por la UNESCO.

Durante la comparecencia de Méndez Rangel ante la Comisión de Administración Pública Local de la ALDF, la diputada panista aseguró “esta delegación reúne los requisitos para ser la más insegura al carecer de políticas públicas orientadas al desarrollo social y humano entre sus habitantes”.

Apuntó, “necesitamos elevar el índice de desarrollo humano de Xochimilco y evitar que los jóvenes se involucren en la delincuencia organizada, que con gran zozobra vemos cómo incrementa en su gestión”.

Señaló que en varias colonias de la demarcación la ciudadanía se ha organizado ante “la incapacidad para gobernar. Han colgado mantas para intimidar a los delincuentes, situación que pone en alerta a los diputados de la Asamblea”, por lo que se inició reuniones con los vecinos y la Secretaría de Seguridad Pública para apoyar en la materia.

Advirtió que las barrancas y canales de Xochimilco “están inundados de basura y dichos cuerpos se están convirtiendo en auténticos basureros que dañan la imagen tradicional de esta delegación”.

Deja un comentario