Por: Adalberto Villasana

En México, nueve de cada diez delitos que se comente contra las empresas no son reportados, lo que deja una terrible “cifra negra” que detiene el desarrollo de la nación. Hace poco mencionamos que el principal muro que padece el país está formado de impunidad y corrupción.

La Encuesta Nacional de Victimización de Empresas 2016 (ENVE) permite hacer estimaciones sobre la victimización respecto de los delitos más representativos del fuero común ocurridos durante 2015 en las unidades económicas del sector privado.

Pero ya en 2016, el 70.2% de las Unidades Económicas manifiesta que la entidad federativa en la que operan es insegura, cifra estadísticamente equivalente al 70% estimado para 2014.

El 84.7% de las unidades económicas manifiesta que la Marina desempeña un trabajo muy efectivo o algo efectivo, seguida del Ejército con 82.2 por ciento. En contraste, esta cifra llega a 35.5% para la Policía de Tránsito, mientras que para la Policía Preventiva Municipal esta percepción es del 38.5 por ciento.

En ese estudio elaborado por el INEGI encontramos que la “cifra negra” de los delitos ocurridos durante 2015 al sector privado asciende a 90.3%, en los cuales NO hubo denuncia o NO se inició averiguación previa o carpeta de investigación.

Dicha cifra resulta ser estadísticamente superior al 88.1% estimado para 2013. De igual forma, se ha incrementado en las unidades económicas comerciales al pasar de 86.9% a 89.9% de 2013 a 2015, así como en las pequeñas y medianas, en donde pasó de 80.8% a 84.9%, y de 68.4% a 73.7% respectivamente.

Lo anterior nos da una idea del principal problema de la nación y del porque los medios de comunicación todos los días están llenos de estas noticias; pero ya ni hablemos de los delitos a las personas, porque no acabaríamos.

El costo promedio del delito por unidad económica en 2015 fue de 57,779 pesos mientras que en 2013 fue de 55,738 pesos. En las Unidades Económicas Grandes se presentó una reducción de 22.8% al pasar de 1.8 millones a 1.4 millones de pesos; por su parte, las Unidades Económicas Pequeñas registraron un incremento de 43.9% respecto de 2013, al pasar de 158 mil a casi 228 mil pesos por unidad económica.

Vemos con tristeza como la riqueza generada por los trabajadores mexicanos se pierde con la inseguridad, lo que provoca estancamiento empresarial.

Con base en las cifras oficiales se estima que 35.5% de las Unidades Económicas del país fue víctima de algún delito durante 2015, mientras que en 2013 lo fue el 33.6 por ciento.

En el 2015 el 40.7% de las Unidades Económicas del Gran Sector Comercio fue víctima del delito, 31.7% del Gran Sector Industria y 30.4% del Gran Sector Servicios.

La ENVE estima que, a nivel nacional, el 57.4% de las unidades económicas considera a la Inseguridad y delincuencia como el problema más importante que les afecta, seguido del Bajo poder adquisitivo de la población con 39.2%, y la Falta de apoyos del gobierno con 33.5 por ciento.

Textualmente hay que decirlo: La Ley de Seguridad Interior tropezará una y otra vez, mientras no sean saneados los sistemas de procuración e impartición de justicia, así como las policías.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.