Bruno Ramos

El esteta tapatío se está dando un segundo aire, y junto a Diamante Azul y Carístico se han hecho justicia ante Terrible, Rey Bucanero y Mephisto.

Los cerros reverdecen y los buenos luchadores también. Se ven lejos los años 90, la agonía del Siglo pasado, donde el Hijo del Rayo de Jalisco estaba en pleno esplendor. También se ve lejos aquel joven que apenas a sus 15 años, contra el deseo de su padre, debutó como
luchador bajo el nombre de Rayman. El esteta tapatío volvió a la Arena México, y junto a Diamante Azul y Carístico, está reviviendo sus viejas glorias.

El pasado fin de semana, los tres luchadores se cobraron cada una de las humillaciones recibidas para salir triunfantes, en la contienda estelar de la velada que se realizó la noche del viernes en la México Catedral. Terrible, Rey Bucanero y Mephisto habían hecho burla del regreso de uno de los estetas más prodigiosos que ha dado el pancracio nacional, y a la mala lo vencieron, pero el longevo guerrero y los suyos tuvieron pronta revancha.

La Arena México volvió a ser una caldera, como otrora levantaba pasiones el Jr, esta vez los seis gladiadores se volvieron a encontrar. Rayo Jr voló desde la tercera cuerda hacia afuera del ring y ahí quedó claro que lo bueno reverdece.

Rayo de Jalisco Jr trabajó la mayor parte de la década de 1970 junto a su padre. A principios de 1980 pasó a las las del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), ahí forjó una historia rivalidad con MS-1 y con Cien Caras, de

quien fue amigo y oponente.

En el CMLL conquistó el Campeo- nato Nacional Completo de México, el cual perdió más tarde ante el mismo Cien Caras; también se hizo del Campeonato Mundial Semi completo de la NWA y del Campeonato Nacional Mexicano de Tríos.

A Cien Caras le quitó la tapa en el 57 aniversario del CMLL, luego ganó el título Nacional pesado dos veces más, además, junto a Atlantis, se hizo del Campeonato Mundial de Parejas. En 1996 ganó el Título Mundial Pesado y en 1997 dejó el CMLL para emigrar a la World Wrestling Federation (WWF). Así se vino una ola de regresos y lesiones que lo alejaron de la México Catedral, pero al parecer el jalisciense está de vuelta, no se sabe por cuánto tiempo, así que hay que disfrutar este retorno.

Actualmente el tapatío tiene 57 años y debuto en el año 1975.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.