Leo Díaz

Este es un repaso de aquellos secretarios de estado y legisladores federales que con su plan y voto, respectivamente, avalaron la reforma energética, cuyos resultados se ven en los cada vez más paupérrimos bolsillos de los mexicanos, y con el descontento en las calles de todo el país.

Quien se encuentra en proceso de aprendizaje en la política exterior de la administración del presidente Enrique Peña Nieto, busca pasar desapercibido, pero fue el hombre de confianza del Ejecutivo federal para impulsar y e imponer las reformas estructurales que hoy tienen a los mexicanos protestando en diversas plazas de la Ciudad de México y el interior de la República Mexicana por el aumento a las gasolinas, diésel, energía eléctrica y gas.

Luis Videgaray Caso –hoy Secretario de Relaciones Exteriores–, fue artífice de Peña Nieto cuando fungía como titular de la Secretaría de Hacienda para negociar hasta con los peores enemigos de la política para sacar adelantes las reformas estructurales; educativa, hacendaria, laboral, comunicaciones y energética, con el argumento de hacer más rentable a Pemex y la Comisión Federal de Electricidad.

 

En 2012, Luis Videgaray Caso, desde la Secretaría de Hacienda, se rodeó de Enrique Ochoa Reza, director de CFE –hoy presiden- te nacional del PRI–, de José Antonio González Anaya, director del IMSS –hoy titular de Pemex–, Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía, Alfonso Guajardo Villarreal, secretario de Economía, y José Antonio Mea- de, de Sedesol.

Ellos, junto con el encargado de la política interna de nuestro país, Miguel Ángel Osorio Chong, formaron un primer círculo para operar y delegar funciones a quienes se encargarían de negociar con los diferentes actores económicos, financieros y políticos para convencerlos de que votaran a favor de las reformas en las cámaras de Diputa- dos y Senadores, a finales de 2013.

En ese entonces, los funcionarios federales –incluido el presidente Enrique Peña Nieto– dijeron que con las reformas fiscal y energética México se colocaba en las gran- des ligas y que los mexicanos verían los resultados de las reformas de gran calado con el descenso de los precios de las gasolinas, diésel, energía eléctrica y gas.

QUIÉNES VOTARON A FAVOR

El 11 de diciembre de 2013, 53 senadores del PRI, 35 del PAN y 7 del Verde Ecologista aprobaron la reforma energética y de energía.

En ese entonces, el inmueble del Senado de la República estuvo cerrado con vallas metálicas. Los senadores priístas, panistas y del Verde aprobaron los cambios a los artículos 25, 27 y 28 de la carta magna, más 22 transitorios que autorizaban la participación de inversionistas privados nacionales y extranjeros, bajo el esquema de “permisos del ejecutivo federal en derivados del petróleo, incluyendo las gasolinas”.

Los senadores priístas que aprobaron la re- forma energética son: Raúl Cervantes Andrade, hoy procurador General de la República; Arely Gómez, titular de la Función Pública; Carlos Romero Deschamps, líder del sindica- to petrolero y principal concesionario para distribuir gasolinas de Pemex a diversas r- mas privadas a lo largo y ancho del territorio nacional.

También participaron los senadores priístas Héctor Yunes Landa, ex candidato a la gubernatura de Veracruz, José Francisco Yunes Zorrilla y la actual gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich.

Quien pastoreó al rebaño priísta en la Cámara Alta fue el senador David Penchyna, gente muy cercana a Luis Videgaray Caso. También votó a favor de la reforma energética el actual gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, por lo que se mantiene en silencio por el gasolinazo.

Los demás senadores priístas que avala- ron con su voto la reforma energética fue- ron: Emilio Gamboa Patrón, Félix González Canto; Ismael Hernández Deras; René Juárez Cisneros; Patricio Martínez, Enrique Burgos ; Manuel Cavazos Lerma; Blanca Alcalá; Angélica Araujo, Cristina Díaz, Hilda Flores Es- calera, Ivonne Liliana Álvarez; Margarita Flo- res Sánchez, Norma Alcalá, Diva Gastelum, Lizbeth Hernández Lecona, Marcela Guerra, Juana Leticia Herrera, Ana Lilia Herrera Anzaldo, María Verónica Martínez, Lilia Guadalupe Mercado, Graciela Ortiz; Isaías González Cuevas, Aarón Irizar López, Armando Neyra, Humberto Mayans, Juan Ascención Orihuela, Ernesto Gándara, Roberto Albores Gleason, Daniel Amador Gaxiola, Ricardo Casillas Romero y Miguel Ángel Chico Herrera.

Y lOS PANISTAS…

En tanto, los senadores panistas que votaron a favor de las reformas, fueron: Javier Lozano Alarcón, Francisco García Cabeza de Vaca (hoy gobernador de Tamaulipas), José Rosas Aispuro (gobernador de Duran- go), Francisco Domínguez (gobernador de Querétaro), Raúl Gracia Guzmán, Roberto Gil Zuarth, Jorge Luis Lavalle, Jorge Luis Preciado, Ernesto Cordero, Fernando Herrera, Luisa María Calderón (hermana de Felipe Calderón Hinojosa), Mariana Gómez del Campo, Gabriela Cuevas, Silvia Guadalupe Garza, Adriana Dávila Fernández, Adriana Díaz Lizama, María del Pilar Ortega, Marcela Torres, Laura Rojas, Maki Esther Ortiz y Sonia Mendoza Díaz.

Completan la lista los senadores panistas:

Luisa María Calderón, Francisco Domínguez, Héctor Larios, Luis Fernando Salazar, Salvador Vega Casillas, José María Martínez, Martín Orozco Sandoval, César Octavio Pedroza, Juan Carlos Romero Hicks, Fernando Torres Graciano, Fernando Yunes Márquez, Daniel Ávila Ruiz, Víctor Hermosillo, Francisco de Paula Búrquez, Francisco Salvador López Brito y Carlos Mendoza Davis.

TAMBIÉN LOS VERDES

Los votos de los senadores verdes fueron esenciales para sacar adelante la reforma energética y de energía eléctrica, y son: Ninfa Salinas Sada (hija de Ricardo Salinas, dueño de TV Azteca), Pablo Escudero Morales (yerno de Manlio Fabio Beltrones Rivera), Luis Armando Melgar, María Elena Barrera Tapia, Carlos Alberto Puente, Juan Gerardo Flores y Jorge Aréchiga Ávila.

Todos ellos, en su conjunto, son los culpables del gasolinazo, que mantiene el descontento social en prácticamente todo el país.

Deja un comentario