Leo Díaz

El gobierno de la Ciudad de México desafió a la administración peñista, al presentar ante un juzgado de distrito en materia administrativa, un juicio de amparo en contra de los precios diferenciados de la gasolina en la Ciudad de México que tiene como objetivo entrar en vigor durante el mes de febrero.

El encargado de presentar el amparo fue el Consejero Jurídico y de Servicios Legales de la CDMX, Manuel Granados Covarrubias, quien dijo que después de consultar con varios juristas de renombre, el gobierno capitalino está obligado a defender a los habitantes ante la intención de la administración peñista a través de la Comisión Reguladora de Energía de crear más de 90 regiones diferentes  con igual números de precios de las gasolinas y diesel, señaló.

El jefe de gobierno de la CDMX , Miguel Angel Mancera Espinosa dijo que el amparo presentado por su gobierno contra las medidas peñistas, fue porque no es legal la distribución de tarifas a lo largo y ancho del territorio de la Ciudad de México con las más de 90 regiones, ya que habrá afectación al principio de igualdad, argumentó.

Mancera Espinosa tajante, dijo que  la defensa jurídica y política a favor de los habitantes de la Ciudad de México, es una obligación de su administración, por lo que anunció que hará uso de todos los instrumentos legales para aminorar el duro golpe asestado a los bolsillos de las personas con el gasolinazo.

“No es aceptable esto que se está manejando así, de por sí ya es un golpe muy fuerte a la economía  el incremento, la liberación de las gasolinas, de los combustibles en la manera en que se dio como para que todavía pasemos a este tema de las regiones que afecta sustancialmente más que incentivar la inversión, lo que nosotros estamos advirtiendo es una afectación directa a la Ciudad de México”, advirtió.

Deja un comentario