Leo Díaz

 

Al grito de fuera Peña por traidor, perredistas del Estado de México y de la capital de la república anunciaron que  intensificarán sus marchas y plantones en diferentes plazas  de las 16 delegaciones y el resto del país para obligar al presidente Enrique Peña Nieto, dé marcha atrás al gasolinazo impuesto a partir del primero de enero pasado.

El presidente municipal de Netzahualcoyotl  Estado de México, Juan Hugo de la Rosa, dijo  que el llamado a los ciudadanos  de algunos de sus colegas a no pagar impuestos, lejos de ayudar perjudican las arcas públicas de las alcaldías porque los recursos económicos que manejan son escasos.

Puso como ejemplo que su gestión tendrá que desembolsar 250 millones de pesos adicionales al presupuesto asignado para absorber  el gasolinazo por la flotilla de automotores que se utilizan y el incremento a la tarifa de la energía eléctrica.

“Por eso te digo, si los contribuyentes dejaran de pagar sus impuestos, las alcaldías serían las primeras perjudicadas porque no tendrían  recursos financieros para atender demandas de bacheo, agua, seguridad y de luminarias entre otras”, sostuvo.

Sin embargo el presidente municipal de Netzahualcoyotl  Juan Hugo de la Rosa y  el dirigente del PRD en el Estado de México Omar Ortega, reconocieron que la inseguridad crecerá alarmantemente en le entidad mexiquense por la irresponsabilidad del gobierno priista de aumentar hasta en más del 20 por ciento los precios de las gasolinas, diesel, gas y energía eléctrica, denunciaron.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.