Enrico Garibaldi

 Debido al latente intente de las fracciones parlamentarias del PRI, PAN, PVEM, PES y Panal en el Constituyente de la Ciudad de México y la falta de consensos en una redacción planteada donde se vislumbraría una posibilidad de privatización del agua, la asambleísta, Janet Hernández Sotelo se pronunció con un rotundo no a cualquier intento de privatización del vital líquido.

Sostuvo que no permitirá privatización alguna ni en el suministro, ni en su operación, ni en los caudales que proveen del vital líquido a los capitalinos, “el pasado recorte presupuestal federal no debe ser pretexto para privatizar el agua en ninguno de sus segmentos por los que pasa desde la fuente hasta los hogares de los habitantes”.

Apuntó, “el agua es un derecho humano equiparable en importancia a cualquier programa social que incida en beneficio de la población, un gobierno de izquierda es un gobierno de bienestar social y estos derechos deben ser de aplicación universal”.

Insistió en que de ser necesario podría estar convocando a movilizarse a los habitantes de la delegación Iztapalapa al Constituyente, en caso de que se quiera dar un “albazo”, ya que “el agua debe y deberá seguir siendo un servicio público como derecho humano y sin privatizar en ninguno de sus procesos”.

Deja un comentario