Leo Díaz

La efectiva intervención de los cuerpos policiacos en la capital, instrumentada por Miguel Ángel Mancera, pudo contener las protestas sociales ocasionadas por el gasolinazo; no habrá aumento al Metro ni nuevos impuestos.

Los manifestantes que se tornaron violentos, fueron contenidos de manera eficiente por la policía capitalina.

Sin el ejercito ni la marina, patrullando las calles Miguel Ángel Mancera Epinosa , contuvo la turba que saqueó centros comerciales en Azcapotzalco, Gustavo A. Madero e Iztapalapa (con 77 detenidos) ocasionado por el gasolinazo que entró en vigor a partir del 1 de enero. 

Al cierre de esta edición, iban cinco días de bloqueos, marchas, plantones, mítines y saqueos a centros comerciales. Parecía que la inestabilidad social se iba a desbordar, se percibía un ambiente tenso, de miedo, temor, pues así corría como pólvora por redes sociales. La Ciudad de México, no obstante, no fue tan castigada como sucedió en municipios conurbados donde la turba, bien organizada, realizó actos de rapiña en centros comerciales y de conveniencia.

Sin embargo, al mandatario capitalino Miguel Ángel Mancera reconoció que el gasolinazo y los recortes presupuestales de la federación a la CDMX, la colocaron en una situación financiera complicada, sin embargo, anunció que a pesar de todo eso, el costo por boleto del Metro se mantendrá en cinco pesos y los impuestos no se incrementarán durante 2017.

Mancera Espinosa anunció que el gabinete de Movilidad realiza un análisis y un estudio para determinar o no una autorización al le temblaron las manos y tomó el toro por los cuernos, es decir, le bastaron nueve mil elementos policiacos para restablecer el orden en las 16 delegaciones, conminando personalmente desde el centro de operaciones C-4 a la ciudadanía a no caer en la tentación de robar, ya que hacerlo tendrían que enfrentar a la justicia.

 

Lo cierto es que el mandatario capitalino afirmó que pesar de los saqueos a centros comerciales en Azcapotzalco, GAM e incremento del pasaje que presta el servicio concesionado en la Ciudad de México.

“Después de que Donald Trump asuma la presidencia de los Estados Unidos, el 20 de enero, veremos cómo se comporta el precio del dólar frente al peso y entonces estaremos en condiciones de conocer a ciencia cierta del incremento al pasaje que demanda los concesionarios del transporte público en la Ciudad de México”, anunció Miguel Ángel Mancera. Iztapalapa, la seguridad de los capitalinos estaba garantizada, por lo que no hubo ni habrá, dijo, necesidad de la presencia del ejército o la marina patrullando las calles de la capital. “La Ciudad de México tiene garantía de seguridad y yo reitero, nosotros siempre hemos sido muy respetuosos y tenemos admiración por la labor que realizan tanto el Ejército como la Marina, pero en esta ciudad, ni patrullaje de Marina, ni patrullaje del Ejército”, afirmó.

Leo Díaz

La efectiva intervención de los cuerpos policiacos en la capital, instrumentada por Miguel Ángel Mancera, pudo contener las protestas sociales ocasionadas por el gasolinazo; no habrá aumento al Metro ni nuevos impuestos.

Los manifestantes que se tornaron violentos, fueron contenidos de manera eficiente por la policía capitalina.

Sin el ejercito ni la marina, patrullando las calles Miguel Ángel Mancera Epinosa , contuvo la turba que saqueó centros comerciales en Azcapotzalco, Gustavo A. Madero e Iztapalapa (con 77 detenidos) ocasionado por el gasolinazo que entró en vigor a partir del 1 de enero. 

Al cierre de esta edición, iban cinco días de bloqueos, marchas, plantones, mítines y saqueos a centros comerciales. Parecía que la inestabilidad social se iba a desbordar, se percibía un ambiente tenso, de miedo, temor, pues así corría como pólvora por redes sociales. La Ciudad de México, no obstante, no fue tan castigada como sucedió en municipios conurbados donde la turba, bien organizada, realizó actos de rapiña en centros comerciales y de conveniencia.

Sin embargo, al mandatario capitalino Miguel Ángel Mancera reconoció que el gasolinazo y los recortes presupuestales de la federación a la CDMX, la colocaron en una situación financiera complicada, sin embargo, anunció que a pesar de todo eso, el costo por boleto del Metro se mantendrá en cinco pesos y los impuestos no se incrementarán durante 2017.

Mancera Espinosa anunció que el gabinete de Movilidad realiza un análisis y un estudio para determinar o no una autorización al le temblaron las manos y tomó el toro por los cuernos, es decir, le bastaron nueve mil elementos policiacos para restablecer el orden en las 16 delegaciones, conminando personalmente desde el centro de operaciones C-4 a la ciudadanía a no caer en la tentación de robar, ya que hacerlo tendrían que enfrentar a la justicia.

 

Lo cierto es que el mandatario capitalino afirmó que pesar de los saqueos a centros comerciales en Azcapotzalco, GAM e incremento del pasaje que presta el servicio concesionado en la Ciudad de México.

“Después de que Donald Trump asuma la presidencia de los Estados Unidos, el 20 de enero, veremos cómo se comporta el precio del dólar frente al peso y entonces estaremos en condiciones de conocer a ciencia cierta del incremento al pasaje que demanda los concesionarios del transporte público en la Ciudad de México”, anunció Miguel Ángel Mancera. Iztapalapa, la seguridad de los capitalinos estaba garantizada, por lo que no hubo ni habrá, dijo, necesidad de la presencia del ejército o la marina patrullando las calles de la capital. “La Ciudad de México tiene garantía de seguridad y yo reitero, nosotros siempre hemos sido muy respetuosos y tenemos admiración por la labor que realizan tanto el Ejército como la Marina, pero en esta ciudad, ni patrullaje de Marina, ni patrullaje del Ejército”, afirmó.

Deja un comentario