Por: Leo Díaz.

Los sectores sociales, empresariales y políticos coinciden en que el aumento en el costo de los combustibles empobrecerá aún más a la clase trabajadora, pues todo se encarecerá.

El gasolinazo decretado por la administración federal, empezó a sangrar los bolsillos de los mexicanos a partir del 1 de enero, sin embargo, a la par empezó a uni car a sectores de la sociedad, quienes a través de diferentes medios convocaron a salir a las calles para manifestarse y rechazar la medida.

El objetivo, de acuerdo con los convocan- tes, es hacer crecer la inconformidad social para obligar a la administración federal meter reversa para que congele los precios de las gasolinas, diésel, energía eléctrica y gas.

Así, por ejemplo, perredistas protestaron afuera de la Secretaría de Energía para manifestar su rechazo a la medida “depreda- dora” en contra de la población mexicana, principalmente en contra de la clase más marginada, señaló el secretario de acción política estratégica del PRD, Alejandro Sánchez Camacho.

En tanto por redes sociales, diversas organizaciones sociales y civiles convocaron a todos los mexicanos a salir a las calles en las principales ciudades del país para hacer pa- tente el rechazo contra el gasolinazo decretado por el gobierno federal.

Lo cierto es que la medida aplicada al pie de la letra por el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Mead Curibreña –con sangre azul, porque salió de las las del PAN–, provocó una reacción en cadena, pues el gasolinazo de más del 20 por ciento, decretado por la administración peñista y con la advertencia gubernamental de que después los aumentos serán frecuentes, irritó a diversos sectores de la sociedad mexicana.

Legisladores, políticos, representantes obreros, campesinos y patronales arremetieron contra José Antonio Meade Curibreña, al calificarlo de mentiroso junto con su jefe, el presidente Enrique Peña Nieto, ya que este último a finales de 2014 –en cadena nacional–, orgulloso dijo que después de haberse aprobado la Reforma Energética (con 53 votos del PRI, 35 del PAN y 7 del Verde Ecologis- ta), a partir de 2015 descenderían los precios de las gasolinas, energía eléctrica, gas y que ya nunca más se aplicarían los gasolinazos, pero todo resultó una vil mentira…

Otros sectores de la sociedad como el campesino, obrero, empresarial y social reaccionaron con hartazgo contra un gobierno priísta que ha sido incapaz de conducir por buen camino la economía del país, y ejemplo de ello son los pésimos resultados alcanzados en la materia, ocasionando que Peña Nieto vaya de torpeza en torpeza en contra de la clase media y de los que menos tienen. Por su parte, el Congreso Agrario Permanente advirtió que, con el gasolinazo, Enrique Peña Nieto prendió la “hoguera de la organización” social”, por lo que anunció que a nadie sorprenda si hay levantamientos subversivos en diversas partes del país.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.