Enrico Garibaldi

Crece el descontento y la impotencia de la sociedad mexicana por el aumento de más del 20 por ciento al precio de la gasolina, pese a las explicaciones del presidente Enrique Peña Nieto quien con un gris mensaje trato de de concientizar y solicitar el apoyo de la población ante este nuevo golpe al de por si deteriorado salario principalmente de las clases populares, quienes siguen siendo la víctima de las tan cacareadas reformas energéticas y fiscales que iban a sacar adelante a México de su crisis económica, poniendo como principal estrategia la apertura del mercado a las inversiones extranjeras y privadas, aunado al efecto Donald Trump.

Tan sólo en la metrópoli se dio a conocer que una persona fue detenida por el saqueo de una sucursal de Coppel localizada en la colonia Cuautepec Barrio Bajo en la delegación Gustavo A. Madero.

En esta jurisdicción centros comerciales y pequeños comercios localizados en avenida Cuautepec, en la colonia Calputitlán, ante el temor de un saqueo similar al ocurrido en el Estado de México, incluso los autobuses de la ruta 18 que corre de Cuautepec a Indios Verdes han dejado de dar servicio, después del aviso de la quema de un camión de la ruta 88 que da servicio del metro 18 de marzo a Acueducto de Guadalupe.

Asimismo, vecinos de la zona comentan que personas de Tlalpexco, zona conocida como La Brecha, son quienes saquean los comercios. En las calles de la colonia Jorge Negrete, aledaña a Cuautepec Barrio Alto y Barrio Bajo, las personas permanecen en sus azoteas observando las calles vacías. En la Zona Escolar, de la Gustavo A. Madero, los comercios también se encuentran cerrados por el miedo de asaltos. Un helicóptero al parecer de la policía capitalina sobrevuela la zona.

A través de las redes sociales se difundió un video en el que se aprecia como varios sujetos se apoderan de pantallas que se encontraban en la tienda comercial Pabellón Azcapotzalco, localizada en Avenida Aquiles Serdán en la delegación Azcapotzalco.

En la grabación se aprecia como un grupo de hombres, al parecer de seguridad, tratan de detener a los vándalos, por lo que un sujeto saca de entre sus ropas un arma de fuego y dispara al aire.

Gendarmes de la policía preventiva se enfrentaron con un grupo de manifestantes en la colonia Torre Blanca de la delegación Miguel Hidalgo, luego del intento de saqueo de un comercio localizado en la calzada México-Tacuba y llevarse la mercancía, los policías lograron impedir el ilícito.

Los inconformes al no lograr su cometido se dispersaron hasta la calle de Lago Gascasónica, donde subieron a las azoteas de sus domicilios desde donde arrojaron piedras contra los policías preventivos, por lo que se suscitó un enfrentamiento entre ambos bandos.

Mientras que en el Estado de México se han presuntamente cometido saqueos en establecimientos localizados en los municipios de Cuautepec, Nicolás Romero, Atizapán de Zaragoza y en Tlalnepantla sumados a los del martes pasado ocurridos en Nicolás Romero, Ecatepec e Iztapalapa. Las protestas son debido a las alzas al precio de las gasolinas anunciadas por el gobierno federal que entraron en vigor el domingo primero de enero.

Las versiones por las redes sociales refieren que cerca de 25 personas saquearon una tienda Elektra ubicada en Plaza Las Haciendas de Cuautitlán Izcalli, los presuntos responsables con pantallas, aparatos electrónicos y juguetes en los brazos, huyeron sobre la Avenida Huehuetoca sin ser detenidos.

Durante las primeras horas del miércoles, habitantes de este lugar comenzaron a difundir la versión de que habría saqueos en las zona por lo que comercios locales, así como tiendas de autoservicio, cerraron sus puertas ante la alerta.

Asimismo, el transporte público presentó irregularidades en el servicio debido al bloqueo carretero ubicado a la altura de Perinorte. Vecinos de la colonia Infonavit Norte se reunieron en las calles e intentaron organizarse ante el temor que sienten.

Durante las últimas 72 horas se han registrado varias protestas en varias entidades del país, los hechos de más violencia se han registrado en los estados de México e Hidalgo, incluso trascendió que en Michoacán grupos del crimen organizado amenazaron a empresarios gasolineros con emprender acciones en su contra por estas acciones, en Ecatepec un grupo de reporteros de una televisora fueron agredidos por los manifestantes, quienes dañaron con proyectiles unidades del Mexibús, por lo que tuvo que ser necesaria la presencia de la Gendermería de la Policía Federal, Comisión Estatal de Seguridad y Policía Ministerial del Estado de México, quienes recomendaron a la población a no pasar por esa zona.

Tan sólo en el municipio mexiquense de Acolman vecinos inconformes quemaron llantas para impedir la circulación, además de apoderarse de una estación de servicio de la localidad donde regalaron el combustible, pese a esto no se registraron detenciones.

Las protestas contra el aumento en los precios del combustible se desbordaron en la zona Metropolitana del Valle de México, hubo desde bloqueos, manifestaciones, saqueos, tiendas departamentales, de conveniencia, amenazas con incendiar gasolineras, así como la colocación de barricadas para impedir el paso de elementos de las fuerzas federales como en algunas colonias de Naucalpan.

En esta localidad fue  necesaria la intervención de la Policía Federal, el Ejército mexicano y elementos estatales para contener a personas armadas con tubos y palos, quienes destrozaron los cristales de una tienda, también vaciaron una tienda Oxxo. Las autoridades detuvieron a 30 personas detenidas.

Las  manifestaciones y saqueos se extendieron a una sucursal de Chedrahui localizada en El Molinito, los temores aumentaron entre la población, debido a que en las redes sociales se comenzó a difundir de un toque de queda, situación que fue desmentida por las autoridades estatales, quienes confirmaron que en las zonas de Chamapa y San Bartolo los vecinos colocaron barricadas para impedir el paso de los elementos del Ejército.

En Tultepec un grupo causó desmanes en una  gasolinera ubicada frente a la zona de Joyas de Cuautitlán, en la zona limítrofe con el municipio de Cuautitlán. Las autopistas México-Toluca, México–Querétaro, Naucalpan–Toluca y Texcoco-Lechería, así como avenida Central, estuvieron cerradas a la vialidad desde temprana hora, por lo que la gente tuvo que buscar alternativas para llegar a su destino y en el caso de los usuarios del transporte público tuvieron que caminar largos tramos.

Antonio Caballero, presidente del Grupo 500, dejó ver la posibilidad de cerrar por horas o por días, las estaciones donde se presenten mayores riesgos, que al menos son 400 pero podrían ser hasta mil 800, y se mantendrán en esas condiciones hasta que el gobierno garantice el resguardo de las instalaciones, y que en caso extremo, se podría llegar al cierre de las mil 800 gasolineras del grupo.

Los lugares de mayor riesgo se registran en la zona conurbada del Valle de México, como Ecatepec, Acolman, Atizapán e Iztapalapa, así como en Chiapas, donde se dañaron los dispensarios de gasolineras. Por sexto día consecutivo, los ciudadanos tomaron las calles en esa ciudad, luego de que ayer se viviera una intensa jornada de manifestaciones al registrarse al menos 21 protestas, entre toma de carreteras, casetas, gasolineras, centros comerciales y bancos.

Ya cerca de las 19:00 horas el gobierno del Estado de México desmintió las versiones acerca de que existe un toque de queda en la entidad, así como la presencia de grupos armados en algunos municipios en protesta por el alza a la gasolina.

Calificó de irresponsable la circulación de estos mensajes por medio de las redes sociales, que mantienen en incertidumbre a la población, y que pareciera que un grupo de personas busca con esto generar alarma entre los habitantes de la metrópoli, pero estos hechos son totalmente falsos.

En Hidalgo la situación es grave también ya que durante la tarde y noche se desataron actos de vandalismo en diversos municipios como Francisco I Madero, Mixquiahuala y Tlahuelilpan, donde al menos cuatro tiendas de conveniencia fueron saqueadas en su totalidad, así como gasolineras y un colegio.

Los primeros reportes señalan que las  estaciones de servicio de combustible de esta región también fueron tomadas por los inconformes, jóvenes con capucha regalaron el combustible.

Mientras que las carreteras México-Laredo y Apan-Calpulalpan, permanecen cerradas, por lo que cientos de automovilistas que viajan a Pachuca han sido afectados y han tenido que buscar rutas externas por caminos de terracería.

Asimismo, se registraron manifestaciones y cierres de carreteras en Tezontepec de Aldama en la Carretera Tezontepec-Tinaco, a la altura de Huitel, ambos sentidos de circulación, y en la localidad de Panuaya. En la localidad de Mixquiahuala, está cerrada la carretera Mixquiahuala-Tlahuelilpan, a la altura de Los Hoyos, en ambos sentidos de circulación, mientras que en  Ixmiquilpan la vía México-Laredo, a la altura de El Fitzhi, y La Huaste, en Zimapán, la carretera  México-Laredo, a la altura de San Pedro, también en ambos sentidos.

Así como en San Salvador, en la vía Tula-Actopan, a la altura de San Antonio Zaragoza, ambos sentidos y en la México-Laredo, a la altura de Lagunilla.

Y en San Agustín Tlaxiaca en la carretera México-Laredo, a la altura de Tecamatl, ambos sentidos, está cerrado, lo mismo que en Tulancingo y en la México-Tuxpan, a la altura de crucero de Pitula.

Deja un comentario