Más

Suscribirse

Redes Sociales

2-1. Marruecos activa el modo Mundial y se come a Brasil

Marruecos prolongó este sábado su estado de euforia con una histórica victoria por 2-1 sobre un Brasil sin Neymar, ausente por lesión, ni soluciones ante el orden y la mordiente del semifinalista de Qatar 2022, en un partido disputado en Tánger que tuvo poco de amistoso.

El conjunto de Walid Regragui no ha perdido ni un ápice de la esencia que le llevó a pasar por encima de Bélgica, España y Portugal en el pasado Mundial.

Hoy, esta selección demostró que ha venido para quedarse al derrotar a toda una pentacampeona del mundo con una nueva lección de intensidad y efectividad, y a pesar de los varios errores de Bono.

Se adelantó en el minuto 29 por medio de Boufal. Empató Casemiro para la Canarinha en el 67, pero, lejos de venirse abajo, Sabiri puso el definitivo 2-1 a diez para el final para delirio de una afición que acaba coreando “olés” en las gradas del estadio Ibn Batouta.

El partido tuvo un inicio sin sorpresas, salvo en la portería brasileña. Ederson, que venía arrastrando unos problemas estomacales, dejó su lugar a Weverton, arquero del Palmeiras.

El resto fue según lo esperado, con Brasil queriendo ser protagonista y Marruecos, con un marcaje férreo, siendo vertical hasta la médula y muy peligroso a balón parado. La misma receta que le llevó a ser cuarta en el Mundial de Qatar.

Vinícius estuvo fuertemente marcado por Hakimi, titular pese a sus molestias musculares y el torbellino personal que le rodea tras ser acusado formalmente de violación en Francia.

El duelo se animó a partir del minuto 20. Mazraoui fue el primero en hacer acto de presencia con un disparo que se marchó por centímetros.

Después llegó la primera cantada de Bono en una salida de balón que enmendó en la secuencia al bloquear un tiro de Rony y otro de Andrey Santos. Por Brasil, un fuera de juego ajustado impidió el gol de Vinícius, tras otro fallo en el despeje del arquero del Sevilla.

Y en ese ritmo de locura, Emerson Royal erró en defensa, Boufal recuperó y abrió a la banda para El Khannouss, que le devolvió la pared en el interior del área.

El delantero de Al-Rayyan se giró y batió a Weverton. El tanto descolocó por completo a Brasil, que entró en las provocaciones de los dueños de casa con protestas reiteradas al árbitro, bastante casero ante la presión de la afición marroquí.

Marruecos pudo hacer otro más antes del descanso en otro jugadón de Boufal por la derecha que dejó solo a Ziyech dentro del área.

Brasil seguía desconectado, falto de la creatividad de Neymar, con Vinícius soportando entradas impropias de un amistoso y Rodrygo, algo desubicado. Paquetá tampoco apareció entre líneas.

La Canarinha intentó reaccionar en el arranque del segundo tiempo con un gran disparo a media altura de Rodrygo que obligó a Bono a estirarse con todo. Ounahi respondió con otro bombazo repelido por Weverton.

A los pentacampeones del mundo le entraron las prisas y aumentaron la presión. Los espacios se multiplicaron, lo que favoreció a Vinícius. En esas, un disparo sin mucha fe de Casemiro se coló entre los brazos de Bono y puso el empate en el marcador.

Todo el mundo esperaba que Brasil se desmelenara definitivamente, pero fue Marruecos el que sorprendió con un segundo gol obra de Sabiri, tras un despiste de Militao que fue definitivo a diez minutos para el final.

– Ficha técnica:

2.Marruecos: Bono; Hakimi (m.53 Attiyat Allah), Aguerd, Saiss, Mazraoui; Ounahi (m.63 Sabiri), Amrabat, Bilal El Khannouss (m.63 Louza); Ziyech, Boufal (m.76 Abde) y En-Nesyri (m.76 Cheddira).

Seleccionador: Walid Regragui.

1.Brasil: Weverton, Emerson Royal (m.92 Arthur), Éder Militão, Ibañez, Alex Telles; Casemiro, Andrey (m.64 Raphael Veiga), Lucas Paquetá (m.85 Yuri Alberto); Rodrygo (m.64 Vitor Roque), Vinícius Júnior y Rony (m.64 Antony).

Seleccionador: Ramon Menezes.

Goles: 1-0, m.29: Boufal; 1-1, m.67: Casemiro; 2-1, m.79: Sabiri.

Árbitro: el tunecino Selmi Sadok amonestó a Amrabat, El Khannouss y Rony.

Incidencias: partido amistoso jugado en el estadio Ibn Batouta, en la ciudad de Tánger. Hubo un minuto de silencio en homenaje a Pelé, fallecido el pasado 29 de diciembre. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *