Más

Suscribirse

Redes Sociales

15 detenidos en protestas en Israel tras el discurso de Netanyahu en pro de la reforma

Al menos quince personas fueron detenidas anoche en manifestaciones improvisadas que surgieron en varios puntos de Israel, sobre todo en Tel Aviv, después de que el primer ministro, Benjamín Netanyahu, diera un discurso televisado en el que defendió su polémica reforma judicial y garantizó que “fortalecerá la democracia”.

Siete personas fueron detenidas en Tel Aviv, donde los manifestantes bloquearon de nuevo varias horas su arteria principal, la autopista Ayalon; y otras ocho en la cercana ciudad de Ranana, por “violaciones de orden público”, indicó un portavoz policial.

Los activistas prodemocracia cortaron esa autopista de Tel Aviv varias veces y prendieron fuego y tocaron tambores para eludir los esfuerzos de dispersarlos de la policía, que tuvo que recurrir a la policía montada y a cañones de agua; mientras que tanto allí como en Ranana, los manifestantes se congregaron también frente a las estaciones de policía para reclamar la liberación de los detenidos.

Las protestas, que se extendieron rápidamente por todo el país, surgieron de manera improvisada, después de que Netanyahu confirmara la intención de su gobierno de seguir adelante unilateralmente con la reforma judicial y culpara a la oposición de la falta de consenso por haber roto el diálogo.

“Fue un discurso lleno de mentiras e incitación. El primer ministro, en lugar de dejar el país intacto, está eligiendo la dictadura”, afirmaron las organizaciones convocantes. “Es el momento de que los ciudadanos salgan y resistan”, llamaron.

La Knéset, controlada por los partidos de la coalición, celebrará una sesión plenaria extraordinaria el domingo -cuando el pleno no acostumbra a reunirse- para votar en segunda y tercera lectura el proyecto de ley que elimina la doctrina de la razonabilidad, que será la primera ley de la reforma judicial que sale adelante después de casi siete meses de polémica y división social en torno a ella.

Esa doctrina permitía al Supremo revisar y revocar decisiones y nombramientos gubernamentales en base a si estos son razonables o no, por lo que anularla eliminar el sistema de equilibrios de una democracia, según los detractores de la reforma.

“El responsable de lo que está pasando hoy en la economía, de la ruptura de nuestro tejido social y sobre todo del daño a la seguridad, el que está haciendo que el Ejército se desmorone desde adentro, es el gobierno más extremista en la historia del país”, criticó el líder de la oposición, Yair Lapid, en referencia a la postura de más de 4.000 reservistas, así como pilotos y militares de unidades de élite y de la inteligencia, que han expresado su intención de no presentarse a servicio si la reforma sigue adelante. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *